Articulo, Sin categoría

Transferencia de tecnologías en etapas tempranas de proyectos I+D

Las capacidades para diseñar modelos y planes de negocios para una nueva tecnología, en estados iniciales de un proyecto I+D, pueden ser entregadas directamente a los investigadores sobre la base de métodos que provean procesos estructurado e integren herramientas de análisis estratégico en un contexto específico a negocios basados en tecnologías. Ello incrementa las posibilidades de obtener apoyo y financiamiento y la viabilidad de la transferencia de la nueva tecnología.

  • “Las tecnologías como tales no tienen un valor intrínseco, sino que su valor es determinado por el modelo de negocios utilizado para llevarla al mercado. El retorno de la inversión en desarrollo de tecnologías, emprendimiento e innovación depende de modelos de negocios efectivos.”. 

El Programa Horizon 2020 de la Comisión Europea expresa de esta manera la necesidad e importancia de avanzar en el conocimiento y difusión de los modelos de negocios como habilitadores de la innovación basada en nuevas tecnologías.

Para que una nueva tecnología llegue efectivamente a ser transferida a la producción y al mercado y genere beneficios a las personas y la sociedad, es necesario establecer un negocio. Si ello no ocurre, entonces la nueva tecnología no tendrá impacto.

En el convencimiento de lo anterior, las agencias gubernamentales de apoyo a la I+D+i, así como también los fondos privados de inversión piden al investigador que está solicitando financiamiento, que describa el negocio que llevará al mercado la nueva tecnología  y el plan que se deberá ejecutar para hacer realidad este negocio.

En el proyecto ejecutado por Quinta Era “Fomento a la Vinculación de Proyectos I+D con Empresas en la Región del Biobío”, se realizó estudio relacionado con la capacidad de los investigadores para realizar la descripción de modelos y planes de negocios para su nueva tecnología. Sobre la base de encuesta a 100 investigadores de 5 universidades y 3 centros tecnológicos participantes del proyecto, el resultado muestra lo siguiente:

  • Sólo 1 de cada 4 investigadores entiende a cabalidad lo que debe responder en los aspectos de negocios de su proyecto I+D.
  • Aproximadamente 1 de cada 3 encuestados asevera que, en postulaciones a financiamiento de proyectos I+D, las preguntas sobre aspectos de negocios de la tecnología no corresponden, son demasiado detalladas para etapas tempranas y son confusas.
  • Más de la mitad de los investigadores dice no contar con las capacidades necesarias para realizar buenas descripciones de los aspectos de negocios que son requeridos en las postulaciones a financiamiento de proyectos I+D.
  • Más de la mitad de los investigadores responde que la carencia de capacidades para definir y diseñar los aspectos de negocios de su tecnología, le habría perjudicado en postulaciones previas para obtener financiamiento para un proyecto I+D.

La evaluación de los aspectos de negocios de la tecnología, según los distintos instrumentos de financiamiento de la I+D, tiene una ponderación entre un 35%   y 50% de la evaluación global del proyecto. Los investigadores que se sienten confundidos y no tienen un buen manejo de definiciones conceptuales y herramientas de análisis de negocios, tendrán bajas posibilidad de adjudicarse el financiamiento y obtener el apoyo requerido.

  • 9 de cada 10 encuestados está consiente de la necesidad de contar con buenas definiciones de los aspectos de negocios para la tecnología que van a desarrollar
  • Incluso 7 de cada 10 considera favorablemente la opción de crear una empresa y participar directamente en el negocio.

Estos aspectos permiten concluir la necesidad de desarrollar y difundir métodos que faciliten a no expertos la comprensión sobre los aspectos de negocios de una nueva tecnología, y les permita efectuar, de manera simple, el diseño de modelos y planes de negocios. En el contexto del proyecto ejecutado por Quinta Era en la Región del Biobío, se impartió cursos del Método DIMNET, entregando las capacidades para diseñar un modelo de negocios y construir un business case para 30 proyectos I+D de 5 universidades y 3 centros tecnológicos.

  • 9 de cada 10 participantes opinó que el curso entregó elementos de valor para apoyarlos en las principales carencias que manifiestan, proveyendo definiciones claras, herramientas simples, comprensibles y útiles para el diseño de los aspectos de negocios que son requeridos para obtener apoyo y financiamiento para su proyecto I+D.
  • 8 de cada 10 investigadores opinó que su participación en el curso impactará positivamente en sus posibilidades de obtener apoyo y financiamiento para sus proyectos I+D, y de incrementar las posibilidad de transferencia de los resultados.

La transferencia y comercialización de una nueva tecnología comienza en etapas muy tempranas de los proyectos I+D, cuando el investigador con una idea y alguna validación conceptual obtiene el apoyo de su unidad o centro de investigación y desarrollo, de colegas, empresas e instituciones, para postular el proyecto I+D a financiamiento. La transferencia y comercialización continúa durante toda la secuencia de proyectos que desarrollan la tecnología desde la idea conceptual a prototipos, empaquetamiento, pilotos y escalamiento productivo y comercial, para los cuales se requiere obtener financiamiento y apoyo.

Gestores tecnológicos y especialistas en estrategia de negocios tecnológicos son recursos especializados que colaboran en etapas avanzadas del desarrollo de la tecnología, en actividades tales como la definición y ejecución de la estrategia de protección de la propiedad intelectual y la estrategia de comercialización de la misma.

La experiencia relatada en este artículo muestra evidencia que las capacidades para el diseño de los aspectos de negocios de nuevas tecnologías puede ser transferidas directamente a los investigadores, y que ellos están consientes de la necesidad de adquirir estas capacidades. El Método DIMNET facilita la transferencia y adquisición de las capacidades para diseñar modelos y planes de negocios para nuevas tecnologías, al proveer un proceso estructurado que integra herramientas conocidas en un contexto específico a la transferencia de tecnologías.

La adquisición de estas capacidades para aplicarlas en los estados iniciales de desarrollo de un proyecto I+D incrementa, en opinión de los propios investigadores, las posibilidades de obtener apoyo y financiamiento para el proyecto, y la viabilidad a futuro de realizar la transferencia de la nueva tecnología a la producción y el mercado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s